Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Epilepsia y Gluten: una asociación muy poco conocida

Epilepsia y Gluten: con o SIN síntomas digestivos

La posible relación entre gluten y epilepsia se estudia desde hace años. Los científicos han demostrado que algunos casos de epilepsia están asociados a la enfermedad celiaca o a la sensibilidad al gluten no celiaca no diagnosticadas. Pero ¡OJO!: lo más probable es que no tengas ningún síntoma digestivo y que no seas diagnosticado. Lee las conclusiones y recomendaciones de los científicos, y el efecto sobre la epilepsia de la dieta sin gluten en estos casos.

La epilepsia puede ser el único síntoma de la celiaquía o la sensibilidad al gluten no celiaca

Cada vez son más los casos de trastornos relacionados con el gluten en los que no hay síntomas digestivos. Los problemas neurológicos pueden ser su única manifestación. Entre ellos, figura la epilepsia (Trovato y col., 2019).

De hecho, las personas celiacas o sensibles al gluten cuyos síntomas son neurológicos a menudo no tienen ninguna molestia digestiva. Pero estos datos son todavía muy poco conocidos por los médicos. Por esta razón, muchos casos de epilepsia por gluten no se están diagnosticando ni, por lo tanto, tratando adecuadamente. Esto sucede tanto en niños como en adultos (Jackson y col., 2012), (Ciccocioppo y col., 2015), (Julian y col., 2019), (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Trovato y col., en su revisión de 2019, señalan que todas las personas con epilepsia deberían ser sometidas a una completa evaluación por un gastroenterólogo especialista en enfermedad celiaca, tanto en el momento del diagnóstico de la epilepsia como durante el seguimiento.

Gluten y epilepsia: síntomas y signos

Las convulsiones epilépticas que se presentan en el contexto de la sensibilidad al gluten abarcan el espectro completo de la epilepsia. Incluyen pacientes con y sin evidencia de patología cerebral, que pueden o no responder a los fármacos antiepilépticos (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

El cuadro clínico generalmente incluye convulsiones parciales complejas originadas en los lóbulos occipitales o temporales. Sin embargo, también se dan casos de convulsiones generalizadas secundarias u otros tipos de convulsiones y dolores de cabeza episódicos (Trovato y col., 2019).

El riesgo de desarrollar epilepsia es mayor cuanto más tiempo pase la enfermedad celíaca o la sensibilidad al gluten sin reconocer y sin tratar. Esto es debido a que se relaciona con el tiempo de exposición al gluten.

El síndrome de enfermedad celíaca, epilepsia y calcificaciones cerebrales

Se ha sugerido la existencia de un síndrome específico, que incluye enfermedad celíaca, epilepsia y calcificaciones en el cerebro (Jackson y col., 2012), (Trovato y col., 2019), (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Aproximadamente el 73% de estos pacientes, cuando permanecen sin diagnosticar ni tratar de la enfermedad celiaca, presentan una epilepsia refractaria a los tratamientos farmacológicos. Es decir, tienen mala o nula respuesta a las medicaciones antiepilépticas (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Algunos estudios sugieren que las calcificaciones cerebrales aparecen solo a edades avanzadas; y que el tratamiento temprano de la celiaquía puede reducir el riesgo de desarrollar calcificaciones (Trovato y col., 2019).

La primera vez que se describió este síndrome específico de epilepsia y celiaquía fue en 1985. En 1992 se realizó el primer estudio que sugirió claramente su existencia. Se trató de un estudio multicéntrico en Italia (Trovato y col., 2019).

Epilepsia: tratamiento con dieta sin gluten y pronóstico

La dieta sin gluten estricta y mantenida es un tratamiento efectivo para controlar la epilepsia asociada a la enfermedad celíaca o a la sensibilidad al gluten no celíaca (Julian y col., 2019), (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

En más de la mitad de los pacientes permite una mejoría en la frecuencia e intensidad de las convulsiones; y una disminución, o incluso supresión, de la medicación antiepiléptica (San Mauro y col., 2014), (Trovato y col., 2019), (Julian y col., 2019).

La dieta sin gluten debe iniciarse lo más pronto posible. Los resultados son mejores cuanto antes se retiren los alimentos que contienen gluten, desde el comienzo de las primeras manifestaciones de la epilepsia. Esto es probablemente debido a que cuanto más tiempo transcurre sin el tratamiento con la dieta estricta, mayor es el daño neurológico irreversible (Jackson y col., 2012), (San Mauro y col., 2014), (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Pero, ¿qué posibilidades tengo de recibir un diagnóstico adecuado?

Como señalan Zis y Hadjivassiliou en su revisión de 2019, si tu trastorno neurológico está asociado al consumo de gluten y sí presentas síntomas gastrointestinales, puedes tener “una importante ventaja potencial”. Esto es debido a que aumentan tus posibilidades de ser diagnosticado y tratado tempranamente (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Pero si tus síntomas son puramente extraintestinales, como la epilepsia, tus posibilidades se reducen considerablemente (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Y, como te explicamos al principio, no tener síntomas digestivos en sensibles al gluten con trastornos neurológicos es muy frecuente (Julian y col., 2019).


¿Te ha gustado este artículo de GRUPO CELÍACA? ¡Síguenos en Facebook! 👉 https://www.facebook.com/GrupoCeliaca/

Seguro que esto también te interesa:

REFERENCIAS

Para ver el listado completo, pincha en el menú del pie de página, en 👉 REFERENCIAS.