Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Discinesia y Hemidistonía: Qué es, causas, síntomas y tratamiento. Primer caso de curación con Dieta Sin Gluten.

Discinesia y hemidistonía por gluten

ADVERTENCIA: Este artículo enlaza a un vídeo que puede herir la sensibilidad de algunas personas.

Cada vez son más los trastornos del movimiento que se están relacionando con el consumo de gluten, en algunos casos. En noviembre de 2019 se documentó el primero de discinesia paroxística no cinesigénica asociada a enfermedad celíaca, en una chica de 19 años, que se resolvió con la dieta sin gluten. En este artículo, hacemos una breve exposición de lo que son la discinesia paroxística y la hemidistonía, así como un resumen del caso de esta joven. Añadimos unas reflexiones importantes. Al final, encontrarás enlaces a 3 vídeos, que muestran la evaluación previa, un ataque de discinesia y la evolución a los dos meses de iniciar la dieta sin gluten.

¿Qué es la discinesia?

La discinesia paroxística no cinesigénica es un trastorno que consiste en movimientos involuntarios (Cerquera, 2017).

Se caracteriza por ataques combinados de distonía y corea. No obstante, en una pequeña parte de los casos solo se presenta distonía (Cerquera, 2017).

  • La distonía consiste en contracciones involuntarias de los músculos, que causan torceduras, torsiones y movimientos repetitivos o posturas anormales. Algunas veces son dolorosas. Pueden afectar a un solo músculo, a un grupo de músculos (por ejemplo brazos, piernas o cuello) o al cuerpo entero (MedlinePlus, 2019), (NIH, 2010).
  • La corea es un movimiento involuntario brusco, irregular, de duración corta y baja amplitud, que cambia de una zona corporal a otra sin una secuencia definida. Se pueden producir movimientos involuntarios de las piernas o brazos, espasmos, cambios de humor y alteración de las funciones cognitivas (CUN).

Los ataques ocurren habitualmente durante el reposo. Pueden ser precipitados por estímulos como alcohol, café, estrés, emociones fuertes o fatiga (Cerquera, 2017).

Normalmente, comienzan en un miembro, pero pueden llegar a afectar a varias extremidades y la cabeza. Los episodios son largos, duran minutos u horas. Aunque en algunos casos pueden llegar a las 12 horas, habitualmente no suelen sobrepasar una hora de duración (Cerquera, 2017).

Cuando afectan a la boca o lengua, puede producirse disartria (dificultad para articular sonidos y palabras). Esto sucede hasta en el 40% de los pacientes. Con menor frecuencia (en menos del 5 %) se observa blefarospasmo (contracción involuntaria de los párpados), risa sardónica o diplopía (visión doble) (Cerquera, 2017).

¿Qué es la hemidistonía?

La hemidistonía es un tipo de distonía que afecta al brazo y la pierna del mismo lado del cuerpo (NIH, 2010).

Primer caso de discinesia paroxística no cinesigénica por gluten

En noviembre de 2019 se documentó el primer caso en el mundo de discinesia paroxística no cinesigénica asociada al consumo de gluten en una persona (Bago Rožanković y col. 2019).

¿Conoces el libro CEREBRO DE PAN, del Neurólogo estadounidense Dr. David Perlmutter?

Historial, signos y síntomas

Se trataba de una joven de 19 años de edad, que llevaba 4 años con ataques de movimientos involuntarios. Ocurrían siempre en situaciones de estrés o de tensión emocional. No consumía ni alcohol ni café.

Cuando tenía 15 años, comenzaron los primeros síntomas, en forma de hemidistonía del lado derecho. En primer lugar, apareció torsión del pie derecho y más adelante, de la mano del mismo lado. Esto le incapacitaba para moverse correctamente y realizar ciertas actividades de la vida diaria, como escribir.

Paralelamente, empezó a sufrir varios ataques semanales de torsión incontrolable en todo el cuerpo, que duraban entre 15 minutos y una hora.

Las crisis comenzaban en la pierna derecha y se propagaban al cuerpo, al brazo derecho, al lado izquierdo y por último a la cabeza.

Los ataques le producían dolor y le imposibilitaban moverse de manera voluntaria. Permanecía consciente todo el tiempo (Bago Rožanković y col. 2019).

Evaluación médica

La joven padecía tiroiditis autoinmune, diagnosticada tiempo atrás, pero no tenía ninguna otra enfermedad conocida ni síntomas digestivos.

Se le realizó una batería muy completa de pruebas, que descartó lesiones neurológicas, infecciones y otras posibles causas que explicaran su sintomatología (Bago Rožanković y col. 2019).

Diagnóstico

Una vez finalizada toda la evaluación, fue diagnosticada de discinesia paroxística no cinesigénica.

Afortunadamente, y a pesar de no tener síntomas digestivos, los médicos valoraron una posible celiaquía. Le realizaron el protocolo completo de diagnóstico de enfermedad celíaca, incluyendo las biopsias duodenales. El resultado fue positivo.

Por lo tanto, teniendo en cuenta el cuadro clínico, los hallazgos en las pruebas (positivas para enfermedad celíaca) y el descarte de otras enfermedades, sus síntomas neurológicos se encuadraron como posible trastorno del movimiento mediado por autoinmunidad (Bago Rožanković y col. 2019).

Evolución con la Dieta Sin Gluten

A los dos meses de iniciar la dieta sin gluten, desaparecieron los ataques de discinesia y todos los déficits neurológicos (Bago Rožanković y col. 2019).

Reflexiones importantes

Queremos hacer notar dos puntos importantes a propósito del caso de esta joven:

  • En primer lugar, el dato de que no tuviera ningún síntoma digestivo. De hecho, actualmente la mayoría de personas celíacas antes del diagnóstico no tienen síntomas digestivos, o bien son poco llamativos, o aparecen solo a temporadas. Con frecuencia, los trastornos neurológicos son las únicas manifestaciones de la celiaquía.

La enfermedad celíaca habitualmente ni siquiera se sospecha ni evalúa cuando no hay síntomas digestivos. La mayoría de celiacos permanece sin reconocer ni diagnosticar.

  • Y en segundo lugar, la importancia de diferenciar lo que es un detonante de una causa. En esta joven, los ataques de discinesia estaban relacionados con estrés o tensión emocional. Pero NO eran la causa, sino un agravante de una enfermedad subyacente, como suele ocurrir. En este caso, la afectación neurológica provocada por el gluten.

¿Te sientes identificado? ¡Qué sencillo, y frecuente, es atribuir los trastornos simplemente al estrés, sin realizar una evaluación o hacerla incompleta! Pero lo que no se busca, no se encuentra…

Enlaces a 3 vídeos

ADVERTENCIA: El contenido del vídeo número 2 puede herir la sensibilidad de algunas personas.

Estos vídeos se pueden visualizar directamente en el propio artículo «Paroxismal non-kinesigenic dyskinesia and hemidystonia associated with silent celiac disease», en el apartado Appendix A. Supplementary data. O bien, pinchando en los siguientes enlaces:

  • Vídeo 1: Evaluación previa. Se aprecia la hemidistonía involucrando brazo y pierna derechos, y la afectación de la marcha por la torsión del pie derecho.
  • Vídeo 2: Ejemplo de uno de los ataques de discinesia. La paciente presenta contracciones y torsiones, que afectan a las extremidades, el cuerpo y la cabeza. Tiene que ser sujetada por varios familiares.
  • Vídeo 3: Evolución tras dos meses de dieta sin gluten. Recuperación completa. Ha desaparecido la hemidistonía. La joven puede caminar perfectamente. También han remitido los ataques.

¿Te ha gustado? ¡Síguenos en Facebook! https://www.facebook.com/GrupoCeliaca/


Te podría interesar:

REFERENCIAS

  1. Cerquera C. «Discinesias paroxísticas». Acta Neurol Colomb. 2017;33 Supl. 1:S59-64.
  2. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. MedlinePlus (revisado el 23 de julio de 2019). «Distonía».
  3. NIH National Institute of Neurological Disorders and Stroke (revisado el 10 de febrero de 2010). «Distonías».
  4. Clínica Universidad de Navarra (CUN). «Corea».
  5. Bago Rožanković P, Rožanković M, Romić ZČ, Bašić S (4 de noviembre de 2019). «Paroxismal non-kinesigenic dyskinesia and hemidystonia associated with silent celiac disease [Discinesia no kinesigénica paroxística y hemidistonía asociada con enfermedad celíaca silente]». Clin Neurol Neurosurg. 188:105586. PMID 31710883. doi: 10.1016/j.clineuro.2019.105586.