Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Gluten y Cerebro: cuando el gluten ataca al cerebro. Neurogluten.

cuando el gluten ataca al cerebro neurogluten gluten trastornos neurologicos

¿Conoces los efectos del gluten en el cerebro? ¿Podría ser tu caso o el de algún ser querido? Sigue leyendo y descubrirás nuevos e inquietantes datos científicos.

Gluten ¿veneno para el cerebro?

Sí, para algunas personas.

De hecho, tal como se recoge en la literatura científica, el gluten es tóxico para una parte de la población (Bressan y Kramer, 2016).

Puede dañar cualquier órgano o tejido corporal, incluyendo el cerebro (Leffler y col., 2015).

¿Cómo afecta el gluten al cerebro y al sistema nervioso?

Cuando el gluten ataca al cerebro o a cualquier parte del sistema nervioso, te puede producir un creciente número de trastornos neurológicos.

Decimos creciente porque los científicos cada vez están descubriendo más relaciones.

Algunas enfermedades están muy bien documentadas desde hace muchos años. El ejemplo más destacado es la ataxia por gluten. Concretamente, desde los años 60. Es decir, ¡hace más de medio siglo! (Bernier y col., 1976), (Ludvigsson y col., 2013), (Hadjivassiliou y col., 2015).

Otras se están documentando más recientemente. A menudo son reportes de casos o estudios en pequeñas series de pacientes (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

¿Ocurre solo en los celiacos?

No, ni mucho menos.

De hecho, en una gran parte de los casos no hay síntomas digestivos ni daño intestinal (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

Es decir, pueden afectar a cualquier persona, con o sin predisposición genética, sea o no sea celiaca. En este último caso, se habla de sensibilidad al gluten no celíaca (Zis y Hadjivassiliou, 2019), (Ludvigsson y col., 2013).

Gluten: trastornos neurológicos o Neurogluten. Efectos del gluten en el cerebro

A continuación puedes ver un listado de las enfermedades neurológicas relacionadas en algunos casos con el gluten. Problemas y síntomas neurológicos también incluyen trastornos neuromusculares que provocan movimientos involuntarios, pérdida de fuerza, atrofia, parálisis o alteraciones sensoriales.

¿Se pueden curar?

En general, se podría decir que el factor clave es cuánto tiempo has estado comiendo gluten desde que empezaron los primeros síntomas.

Una revisión de 2019 concluye que la dieta sin gluten estricta es un tratamiento eficaz. Se ha comprobado en una parte de los trastornos. En otros, aún no se han hecho estudios (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

La dieta sin gluten hay que empezarla tan pronto como sea posible. De esta forma, se evitan daños irreversibles (Zis y Hadjivassiliou, 2019).

El ejemplo mejor estudiado es la ataxia por gluten. El pronóstico es muy bueno cuando empiezas la dieta en los inicios de la enfermedad. Pero si te retrasas, las posibilidades de curación disminuyen. ¿Por qué? Porque es un trastorno autoinmune en el que tu propio sistema inmunitario destruye unas neuronas del cerebelo. Su muerte es irreversible (Mitoma y col., 2016), (Hadjivassiliou y col., 2014).

De todas formas, los expertos dicen que siempre es mejor hacer dieta sin gluten. Aunque no reviertan los daños permanentes, se puede evitar que la enfermedad continúe progresando (Zis y Hadjivassiliou, 2019).


¿Te ha gustado este artículo de GRUPO CELÍACA? ¡Pulsa y no te pierdas nada!

Seguro que esto también te interesa:

REFERENCIAS

Para ver el listado completo, pincha en el menú del pie de página, en 👉 REFERENCIAS.