Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Dieta sin gluten y sin lactosa

Dieta sin gluten y sin lactosa dieta sin gluten y lactosa

¿Qué significa hacer una dieta sin gluten y lactosa? ¿A quién puede beneficiar y por qué? Seguramente tienes muchas dudas y conceptos equivocados. ¡No te preocupes! Te lo explicamos de manera breve y sencilla.

¿Qué quiere decir llevar una dieta sin gluten ni lactosa?

La dieta libre de gluten y lactosa es aquella en la que se elimina de manera rigurosa el gluten (presente en el trigo y otros cereales). Y además, se reduce al mínimo o por completo el consumo de lactosa, que es el azúcar de la leche.

Dieta sin gluten y sin lactosa: beneficios

Si te acaban de diagnosticar enfermedad celíaca, es probable que necesites retirar también la lactosa. Puede que toleres cantidades pequeñas. Y siempre mejor yogures y quesos que leche, preferiblemente acompañados de más alimentos.

Esto te ayudará a encontrarte mejor. ¿Por qué? Porque los celiacos sin diagnóstico con frecuencia tienen intolerancia a la lactosa.

¿Por qué tengo intolerancia a la lactosa?

Porque el gluten ha inflamado y dañado tu intestino.

Lo primero en verse afectado es el extremo de las vellosidades del intestino delgado. Justo la punta. Ahí es donde se produce una enzima llamada lactasa, que por lo tanto deja de producirse en cantidad suficiente.

La lactasa (la enzima) sirve para digerir la lactosa (el azúcar de la leche). Si esto no sucede, entonces la lactosa llega al colon y fermenta. Por lo tanto, pueden aparecer molestias digestivas.

¿Tendré que comer alimentos sin gluten ni lactosa para siempre

Si tienes enfermedad celiaca, entonces la dieta sin gluten tiene que ser estricta y mantenida de por vida.

Pero en cambio, la intolerancia a la lactosa normalmente desaparece. Esto sucede cuando tu intestino empieza a recuperarse al quitar el gluten. Y vuelve a producir la enzima lactasa.

El tiempo necesario varía en cada persona, pero pueden ser de tres a seis meses.

¿Pero qué pasa si mi intolerancia a la lactosa es genética?

Se calcula que cualquier persona con el intestino sano puede consumir en cada comida como mínimo 12 g de lactosa sin tener molestias o solo molestias leves. Es la cantidad equivalente a la que hay en una taza de leche.

Se ha demostrado que las bacterias del colon pueden adaptarse favorablemente y descomponer la lactosa.

¿Y si con los lácteos noto síntomas fuertes a pesar de todo?

Entonces podrías tener alergia a las proteínas de la leche.

No tiene nada que ver con la intolerancia. Son mecanismos distintos. En la intolerancia, no digieres bien la lactosa. En cambio, si tienes alergia es porque tu sistema inmunitario reacciona por error al ingerir lácteos.

  • Puede tratarse de una alergia IgE mediada, que se diagnostica con pruebas en piel o sangre.
  • O de una alergia no mediada por IgE, difícil de diagnosticar porque no hay pruebas. Se identifica por la clínica. Es decir, si desarrollas síntomas al consumir lácteos y mejoras al retirarlos de la dieta. Los síntomas pueden tardar horas o días en aparecer (hasta dos días o incluso una semana). Por eso se habla de reacciones retardadas.

Dieta sin gluten y sin lactosa para adelgazar

¿Tu objetivo es adelgazar sin gluten y sin lactosa? Si eso es lo que piensas, necesitas aclarar tus ideas. Lo mejor será que leas este artículo:

Dieta sin gluten para adelgazar dieta sin gluten para engordar la dieta sin gluten adelgaza
Dieta sin gluten para adelgazar o engordar

¿Te ha gustado este artículo de GRUPO CELÍACA? ¡Pulsa y no te pierdas nada!

Seguro que esto también te interesa:

REFERENCIAS

Para ver el listado completo, pincha en el menú del pie de página, en 👉 REFERENCIAS.