Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Cómo hacer tortillas de maíz para tacos mexicanos: receta tradicional ✅ Sin Gluten, Sin Lactosa, Sin Lácteos y Sin Huevo

Receta casera de tortillas para tacos mexicanos

¿Cómo preparar tacos mexicanos sin gluten? Son un receta básica e imprescindible en la gastronomía tradicional de México. Hoy te traemos esta receta para hacer las tortillas de maíz caseras, por gentileza de Celi&co.

Masa de tacos mexicanos: Ingredientes (12 tacos)

  • 175 g de harina de maíz instantánea nixtamalizada para tortillas*
  • 3 g de sal
  • 265 ml de agua templada**

* Certificada Sin Gluten

** La cantidad de agua es aproximada.

Preparación de las tortillas

Echa la harina en un cuenco y mézclala con la sal.

Agrega el agua ligeramente tibia poco a poco, mientras remueves con los dedos de una mano. Ajusta la cantidad de agua según el resultado que vayas notando. La masa debe quedar blanda, aunque no excesivamente. Tiene que mantener la forma, para que puedas hacer bolitas con ella sin problemas. Compruébalo presionando con un dedo.

Divide la masa en bolitas del tamaño que desees. Si te gustan más bien pequeñas, que son más cómodas de comer, haz las bolas del tamaño de una ciruela.

Aplástalas ligeramente. Lo mejor es que emplees una prensa o tortillera, que es lo que utilizan en México. Si no tienes, coloca la bola entre dos trozos de papel film y aplástala con algo que tenga peso. Por ejemplo, con la bandeja del horno. Lo importante es que deben quedar lo más finas posible, de apenas unos milímetros de grosor.

También puedes estirar con el rodillo clásico, aunque la forma y el resultado será más irregular. De todos modos, siempre puedes recurrir al típico aro para que te queden los bordes perfectos.

Una vez tengas la tortilla con la forma definitiva, vuélcala con ayuda del film sobre la mano. A continuación, échala en un comal, plancha o sartén antiadherente, que debe estar ya bien caliente. Lo ideal es el comal. Pero no te preocupes. Te servirá igualmente una plancha o sartén antiadherente. Es importante que esté bien caliente y a fuego más bien alto, que puedas ir subiendo o bajando según haga falta, para que las tortillas se hagan bien.

Después de echarla, espera un minuto o dos. Verás cómo en la superficie se forman una especia de burbujas. Da la vuelta y termina de pasarla. Puedes dar una tercera vuelta, si quieres hacerlas mejor, aunque no es necesario.

Repite la operación con el resto de la masa y consúmelas lo antes posible.


Seguro que esto te interesa: