Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Probióticos y celiaquía: El papel de la microbiota en los celiacos 【 + 8 probióticos Sin Gluten 】

Comprar probióticos sin gluten en nuestra tienda online para celiacos

Pruebas científicas crecientes apoyan la hipótesis de que los cambios tanto en la composición como en la función de la microbiota intestinal (la “flora” intestinal) están asociados con una serie de enfermedades inflamatorias crónicas, incluida la enfermedad celíaca. Prácticamente todos los celiacos tienen disbiosis intestinal. Los efectos beneficiosos de los probióticos en la salud humana y en la nutrición son cada vez más reconocidos por los profesionales de la salud, como señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Averigua cuál es la evidencia científica actual sobre el uso de probióticos en celiacos. También te dejamos una selección de 👉👉 8 probióticos Sin Gluten, que incluye una fórmula probiótica probada en multitud de ensayos clínicos desde hace años.

VSL3 Vivomix
La fórmula probiótica más estudiada en ensayos clínicos
Zeus IntES1+BAC
Con Bifidobacterium longum ES1, la bacteria 'amiga de los celiacos'

💥 MUY IMPORTANTE 💥 Los probióticos NO pueden sustituir a una dieta sin gluten ESTRICTA. NUNCA bajes la guardia con la contaminación cruzada.

📜 En este artículo encontrarás:

➤ ¿Qué son los probióticos?

Un informe del grupo de trabajo conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomendó la siguiente definición del término “probióticos”:

Microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del organismo que los recibe.

OMS / FAO. Guidelines for the Evaluation of Probiotics in Food [Directrices para la evaluación de los probióticos en los alimentos].

➤ ¿Qué es la microbiota intestinal?

La microbiota intestinal, también llamada “flora” intestinal, es una comunidad compuesta por billones de microorganismos vivos que residen en el tubo digestivo.

La microbiota es indispensable para el desarrollo de la inmunidad, el correcto crecimiento del cuerpo y la nutrición.

En condiciones fisiológicas, la microbiota intestinal ayuda a fortalecer los mecanismos responsables de preservar la tolerancia. Esto evita que tu sistema inmunitario reaccione por error frente a determinados antígenos, como por ejemplo las proteínas de los alimentos.

➤ Avances en el estudio de la microbiota intestinal

Muchos grupos de investigadores a nivel mundial trabajan para descifrar el genoma de la microbiota intestinal. Gracias a ello, conocemos un número importante de bacterias y la relación entre los microorganismos que nos habitan y nuestra homeostasis.

Uno de los principales avances en el campo de los estudios del microbioma durante las últimas décadas ha sido el desarrollo de enfoques para cuantificar los componentes de la microbiota humana que no requieran cultivos.

El estudio del ADN y ARN de los ácidos nucleicos que se encuentran en las heces u otras muestras biológicas evita la necesidad de cultivos de tejidos y también permite la caracterización de microbios no cultivables.

El examen en profundidad del microbioma intestinal y la identificación de todas las cepas se obtiene ahora principalmente con técnicas basadas en secuenciación.

➤ Microbiota intestinal y su relación con la salud y la enfermedad

Las alteraciones en la microbiota (disbiosis) podrían ser responsables, al menos en parte, de algunas de las enfermedades que azotan a la humanidad, como el asma, la obesidad, la enfermedad celíaca, el síndrome del intestino irritable, el hígado graso no alcohólico, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, entre otras muchas.

➤ Microbiota intestinal y celiaquía: Evidencia científica

Si bien el gluten es indiscutiblemente la causa principal de la enfermedad celíaca, la evidencia científica ha demostrado que la microbiota podría estar involucrada en la patogénesis, el desarrollo y la presentación clínica (los signos y síntomas) de la celiaquía.

La evidencia científica actual sobre el papel que juega la composición de la microbiota intestinal en la enfermedad celiaca es muy heterogénea y, a veces, contradictoria. Esto se debe a que los estudios realizados son escasos, con tamaños de muestra pequeños y diferentes metodologías.

Los estudios en niños y adultos celiacos sugieren una asociación entre la alteración de la microbiota intestinal y la enfermedad celiaca. No obstante, aún no se ha reconocido una firma microbiana específica. Por lo tanto, este es un campo poco explorado y que ofrece muchas posibilidades futuras.

Se ha comprobado en estudios científicos que casi todos los celiacos sin diagnosticar presentan disbiosis intestinal. La dieta sin gluten por sí sola no suele ser suficiente para corregirla completamente. Esta disbiosis puede ser en sí misma la causa de la persistencia de síntomas digestivos, a pesar de hacer la dieta libre de gluten estricta.

Por lo tanto, la modulación de la microbiota intestinal podría ser crucial.

➤ ¿Qué es la disbiosis intestinal?

La disbiosis intestinal no es fácil de definir.

Básicamente se trata de cualquier alteración o desequilibrio de la microbiota intestinal (la “flora” intestinal). Principalmente, cuando disminuyen las poblaciones de bacterias intestinales beneficiosas y aumentan las de especies bacterianas dañinas.

Esto provoca que se rompa el equilibrio entre los mecanismos inflamatorios y los responsables de preservar la tolerancia frente a los antígenos. Por lo tanto, es más probable que se desarrollen respuestas anómales del sistema inmunitario frente a alimentos u otras sustancias.

➤ Celíacos y probióticos: Evidencia científica en la enfermedad celíaca

Estudios publicados y otros que están en desarrollo arrojan datos muy prometedores para el tratamiento de la disbiosis intestinal mediante la administración oral de prebióticos, probióticos y simbióticos.

Estas vías de investigación se centran principalmente en dos objetivos:

  1. Tratamiento asociado a la dieta sin gluten, especialmente en personas que no evolucionan correctamente con la dieta sin gluten (persistencia de síntomas).
  2. Prevención de la celiaquía.

Es MUY IMPORTANTE destacar que el uso de probióticos NO pretende ni permite aumentar el umbral de “tolerancia” de gluten (estimado en 10 mg/día). Los probióticos no pueden ser un sustituto de la dieta sin gluten estricta. Únicamente podrían ayudar a minimizar (no evitar) los efectos tóxicos de mínimas contaminaciones puntuales inadvertidas de gluten.

➤ Principales probióticos estudiados en la enfermedad celíaca

Los probióticos estudiados en los ensayos médicos sobre la enfermedad celíaca incluyen principalmente ciertas cepas de Lactobacillus (L.) y Bifidobacterium (B.).

Los resultados de estos estudios apuntan a que el efecto positivo de los probióticos se consigue cuando se administran varias cepas conjuntamente y no de forma individual.

➤ Probióticos y celiaquía: Cepas de bifidobacterias y lactobacilos

En la búsqueda del mejor candidato microbiano para la inmunomodulación de la enfermedad, se han estudiado in vitro y en modelos animales algunas cepas de bifidobacterias y lactobacilos con resultados considerables.

Además, otro tema a considerar es la capacidad de la maquinaria enzimática del microbioma intestinal para digerir completamente el gluten. En este sentido, cabe señalar que, después de la degradación proteolítica bacteriana de la gliadina, los péptidos podrían seguir siendo tóxicos y, finalmente, cruzar la barrera intestinal más fácilmente.

Sin embargo, estudios in vitro han revelado que ciertas bifidobacterias pueden degradar los péptidos proinflamatorios del gluten en el intestino delgado, reduciendo así su potencial inmunogénico.

Estos hallazgos sobre las actividades de degradación del gluten por parte de cepas microbianas específicas podrían allanar el camino para una terapia COMPLEMENTARIA de la enfermedad celíaca (NUNCA como un sustituto de la dieta sin gluten estricta) basada en probióticos en los próximos años.

No obstante, aún queda mucho camino por recorrer. Son necesarios más estudios para encontrar y confirmar qué cepa probiótica (sola o en combinación) pueden restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal.

Bifidobacterium longum ES1 y Bifidobacterium bifidum ES2

La respuesta Th1 es una de las principales respuestas inflamatorias de la enfermedad celíaca.

En un modelo in vitro se ha demostrado que tanto Bifidobacterium longum ES1 como Bifidobacterium bifidum ES2 regulan y revierten esta respuesta inflamatoria.

Bifidobacterium lactis

Lindfors y col. evaluaron si Bifidobacterium lactis es capaz de neutralizar la toxicidad de la gliadina in vitro.

En las células Caco-2 encontraron que esta cepa es al menos capaz de reducir la permeabilidad intestinal provocada por el gluten.

Bifidobacterium longum CECT 7347

Laparra y col. evaluaron Bifidobacterium longum CECT 7347 en un modelo murino de enfermedad celíaca.

Encontraron que esta cepa específica no solo disminuye la síntesis de citoquinas proinflamatorias, como el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), sino que también reduce el daño de la arquitectura yeyunal (el yeyuno es la parte del intestino delgado comprendida entre el duodeno y el íleon).

Bifidobacterium longum NCC2705

Otro grupo de investigadores ha demostrado en un estudio en ratones NOD / DQ8 que la cepa NCC2705 de Bifidobacterium longum produce un inhibidor de serina proteasa con características inmunomoduladoras.

Es decir, atenúa el daño intestinal inducido por gliadina.

Bifidobacterium infantis

El Bifidobacterium infantis tiene la capacidad de modular la inmunidad innata de la mucosa intestinal.

Lactobacillus casei DN-114001 y E. Coli Nissen 1917

Existen evidencias del efecto protector sobre la función de la barrera intestinal del Lactobacillus casei DN-114001 y la E. Coli cepa Nissen 1917.

Lactobacillus casei, Lactobacillus paracasei y Lactobacillus fermentum

D’Arienzo y col. analizaron el efecto del Lactobacillus casei, el Lactobacillus paracasei y el Lactobacillus fermentum en un modelo de ratón transgénico que expresa DQ8 humano.

Encontraron que L. casei reduce la secreción del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) y la atrofia de las vellosidades relacionada, mientras que tanto el L. paracasei como el L. fermentum determinan un aumento del TNF-α específico de antígeno.

Esto sugiere que, dependiendo de la cepa y del modelo experimental, los probióticos pueden tener propiedades proinflamatorias o inmunomoduladoras.

Lactobacillus salivarius H32.1, Lactobacillus mucosae D5a1 y Lactobacillus rhamnosus LE3

En un estudio reciente, se demostró que algunos lactobacilos pudieron digerir los inhibidores de la tripsina y la amilasa (ATI) in vitro.

Las ATI son proteínas, diferentes al gluten, que se encuentran en cantidades significativas en cereales como el trigo, la cebada y el centeno, donde su contenido es 100 veces mayor que en otras plantas y cereales sin gluten.

Las ATI pueden provocar una respuesta inmune innata, exacerbando o empeorando la inflamación preexistente tanto intestinal como en otros puntos del organismo. Esto puede explicar por qué hay un aumento de la inflamación en personas con enfermedades preexistentes tras la ingestión de granos que contienen ATI.

Es de destacar que la administración de especies de Lactobacilli (Lactobacillus salivarius H32.1, Lactobacillus mucosae D5a1 y Lactobacillus rhamnosus LE3) disminuyó tanto la inflamación como la permeabilidad intestinal estimuladas por los ATI.

➤ Otras cepas bacterianas

Saccharomyces boulardii KK1

Junto con el componente bacteriano del microbioma intestinal, algunos eucariotas también pueden elaborar enzimas capaces de digerir el gluten.

Papista y col. estudiaron la influencia de la suplementación con Saccharomyces boulardii KK1 en un modelo animal de enteropatía por gluten (ratones BALB / c).

Esta intervención permitió la hidrolización de péptidos de gliadina tóxicos y contrarrestó tanto la enteropatía como la producción de citoquinas proinflamatorias.

Rothia spp, Actinomyces odontolyticus, Neisseria mucosa y Capnocytophaga sputigena

Otro grupo de investigadores ha mostrado actividades degradantes hacia los epítopos tóxicos del gluten por bacterias comensales orales como Rothia spp, Actinomyces odontolyticus, Neisseria mucosa y Capnocytophaga sputigena.

➤ ¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son sustancias que promueven y “alimentan” a las bacterias beneficiosas.

Ejemplos destacados de prebióticos incluyen:

  • La inulina (fibra de achicoria).
  • La oligofructosa (abundante en vegetales como la cebolla, el ajo o el puerro, entre otros).

➤ ¿Qué son los simbióticos?

Los simbióticos son una combinación de prebióticos y probióticos.

➤ ¿Dónde comprar probióticos Sin Gluten? ¿Cuál es el mejor probiótico para celíacos?

No siempre resulta sencillo localizar probióticos o simbióticos sin gluten para celiacos.

Hemos querido ayudarte haciendo una selección de 8 probióticos y simbióticos en nuestra tienda online, que incluyen algunas de las cepas más estudiadas por los científicos para su uso en personas con celiaquía, como habrás leído en nuestro artículo.

El listado no está ordenado de “mejor a peor probiótico”, sino de mayor a menor número de cepas probióticas. Hay dos excepciones, con menos cepas que otros de la lista:

  • El que colocamos en el número 1, el Vivomixx (VSL#3), con menos cepas que otros de la lista. ¿Por qué el Vivomixx ocupa el primer lugar? Porque es la fórmula probiótica más estudiada en ensayos clínicos y cuyos resultados beneficiosos en diversos trastornos de salud han sido probados.
  • La segunta posición, Zeus IntES1+Bac, porque incluye el Bifidobacterium longum ES1 entre sus componentes.

Para contestar a la pregunta sobre cuáles son los mejores probióticos para celíacos, te remitimos a la información que contiene esta página.

Los estudios todavía son escasos y queda mucho camino por recorrer en la investigación científica, si bien ya hay ciertos resultados preliminares muy prometedores.

De todos modos, no se puede hablar de un único “mejor probiótico” para celiacos. Normalmente se deben combinar varias cepas y además, debería estudiarse individualmente para cada persona, siempre bajo la orientación de un especialista.

📌 8 probióticos Sin Gluten

1.- Vivomixx (VSL#3): El probiótico más estudiado en ensayos clínicos

Vivomixx 450 Billion by Vivomixx (30 sobres) Sin gluten, Sin soja

  • Sin gluten, sin soja, sin conservantes, sin colorantes, sin edulcorantes sintéticos.
  • Ingredientes:
    • 8 cepas probióticas, 450 mil millones de bacterias vivas (Streptococcus thermophilus DSM24731®, Bifidobacterium breve DSM24732®, Bifidobacterium longum DSM24736®, Bifidobacterium infantis DSM24737®, Lactobacillus acidophilus DSM24735®, Lactobacillus plantarum DSM24730®, Lactobacillus paracasei DSM24733®, Lactobacillus delbrueckii ssp. bulgaricus DSM24734®)
    • Maltosa (prebiótico).

El probiótico con nombre comercial Vivomixx, previamente VSL#3 (nombre que se sigue empleando en el ámbito científico), es hasta la fecha la combinación de cepas bacterianas más estudiada en ensayos de investigación. Por esta razón, lo nombramos en primer lugar de nuestra lista.

El VSL#3 es una mezcla de probióticos inventada por el Profesor Claudio de Simone, que incluye ocho cepas bacterianas vivas. El VSL#3 ha atraído una atención considerable por parte de los científicos, debido a su efecto combinado.

Asimismo, el VSL#3 fue incluido en las recomendaciones de la guía ECCO 2017 (European Crohn’s and Colitis Organization).

Como se señala en un trabajo de revisión de todas las publicaciones científicas realizadas hasta la fecha sobre el VSL#3, publicado el 26 de abril de 2020 por Fang-Shu Cheng y col. , el VSL#3 es el único probiótico considerado como un tipo de alimento médico.

El Profesor de Simone garantiza que:

Vivomixx® contiene la formulación de mi invención y es idéntico al producto estudiado y comercializado durante los últimos quince años en todos los sentidos: misma formulación, mismas cepas, misma concentración y proporciones y fabricado en la misma planta de producción.

Carta del Inventor Profesor Claudio de Simone

Como concluye la revisión de 2020, el VSL#3 (Vivomixx) tiene un efecto terapéutico o preventivo en diversas enfermedades sistémicas en animales y humanos (incluyendo niños), según una gran cantidad de estudios. Sus efectos beneficiosos se han podido comprobar en:

  • Trastornos sistémicos digestivos, especialmente los trastornos gastrointestinales y enfermedades hepáticas.
  • Obesidad.
  • Diabetes.
  • Enfermedades alérgicas.
  • Enfermedades del sistema nervioso.
  • Ateroesclerosis.
  • Enfermedades óseas (que afectan a los huesos).
  • Enfermedades del sistema reproductivo femenino.

Asimismo, Fang-Shu Cheng y col. señalan que en la mayoría de los casos, el uso de VSL#3 es seguro y bien tolerado. No obstante, como ocurre en general en este nuevo e inmenso campo de investigación sobre los probióticos, aún es necesario estudiar los mecanismos y efectos más precisos de VSL#3.

2.- Zeus IntES1+Bac – 5 cepas probióticas. Con Bifidobacterium longum ES1 + Prebióticos (30 Cápsulas) Sin gluten, Sin lactosa, Sin caseína, Sin pescado, Sin huevo

  • Libre de gluten, lactosa, caseína, pescado y huevo.
  • Composición:
    • Fibersol®-2 (Prebiótico) (Fibra soluble – Dextrina) 300 mg.
    • Almidón resistente de patata (Prebiótico) 200 mg.
    • Mezcla de 5 Probióticos 200 mg. (Bifidobacterium lactis, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus paracasei, Bifidobacterium breve, Bifidobacterium longum ES1).
  • Mantener a temperatura no superior a 25ºC.

3.- Complejo Probiolac Premium – 30 Cepas de Bacterias Buenas + Prebióticos (90 Cápsulas) Sin gluten, Sin OMG, Vegano

  • Todos los ingredientes son libres de OMG Sin Gluten y 100% Veganos.
  • Composición:
    • 30 cepas probióticas (Lactobacillus acidophilus LA85, Lactobacillus reuteri LR08, Lactobacillus plantarum LP90, Lactobacillus rhamnosus LRa05, Lactobacillus salivarius LS97, Lactobacillus brevis LB01, Lactobacillus paracasei, Lactobacillus gasseri LG08, Lactobacillus helveticus LH76 Lactobacillus casei LC89, Lactobacillus crispatus LGr86, Lactobacillus fermentum LF61, Bifidobacterium infantis BI45, Bifidobacterium bifidum BBi32, Bifidobacterium longum BL21, Bifidobacterium Lactis BLa80, Bifidobacterium breve BBr60, Pediococcus acidilactici PA53, Streptococcus thermophilus ST81, Lactobacillus lactis LLa61, Bifidobacterium animalis BA12, Lactobacillus Johnsonii LJ09, Lactobacillus plantarum N13, Lactobacillus rhamnosus CCFM0528, Lactobacillus plantarum CW006, Lactobacillus bulgaricus LB42, Bifidobacterium adolescentis BAC30, Saccharomyces boulardii SB01. Pediococcus acidilactici CCFM7902, Leuconostoc mesenteroides LM58).
    • Agente Espesante (Maltodextrina de Maíz).
    • Cápsula Vegetal (Hidroxipropilmetilcelulosa,goma gellan).
    • Citrato de zinc.
    • Extracto de mezcla de arroz orgánico.
  • Zinc para mayor soporte inmunitario y para proteger las células del estrés oxidativo.
  • No necesita refrigeración.
  • Para uso exclusivo de adultos.

4.- Probiotic Immune – Suplemento probiótico con 20 cepas diferentes (60 Cápsulas) Sin gluten, Sin alérgenos, Sin lactosa, Sin OMG, Vegano

  • Sin alérgenos, sin gluten, sin lactosa, sin OMG, apto para veganos.
  • Ingredientes:
    • 20 cepas probióticas (Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus casei, Lactococcus lactis, Streptococcus thermophilus, Bifidobacterium adolescentis, Bifidobacterium infantis, Bifidobacterium lactis, Bifidobacterium longum, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus gasseri…)

5.- Provibia GloryFeel Probióticos Complex – 18 cepas bacterianas + Prebiótico (200 cápsulas) Sin gluten, Sin lactosa, Sin OMG

  • Sin gluten, sin lactosa, sin estearatos de magnesio, sin ingeniería genética, sin fertilizantes artificiales, sin pesticidas y sin fungicidas.
  • Ingredientes:
    • 18 cepas bacterianas (Bifidobacterium (B.) bifidum, B. breve, B. infantis, B. lactis, B. longum, Lactobacillus (L.) acidophilus, L. bulgaricus, L. casei, L. crispatus, L. gasseri, L. paracasei, L. plantarum, L. reuteri, entre otros).
    • Inulina (prebiótico).

6.- Multibiotics por NutriZing Probiótico Fórmula de Amplio Espectro – 16 Cepas Bacterianas + Prebiótico (60 Cápsulas de Liberación Prolongada) Sin gluten, Sin lactosa, Sin maíz, Sin OMG, Vegano

  • No contiene gluten, lactosa ni productos modificados genéticamente, con certificado vegano.
  • Ingredientes:
    • 16 cepas probióticas (Bifidobacterium (B.) bifidum, B. breve, B. infantis, B. lactis, B. longum, Lactobacillus (L.) acidophilus, L. bulgaricus, L. casei, L.helveticus, L. fermentum, L. plantarum, L. reuteri, L. rhamnosus, L. salivarius, Lactococcus lactis, Streptococcus thermophilus).
    • Maltodextrina de patata (prebiótico).

7.- Prodefen Plus – 7 cepas probióticas (10 Sobres 350 g) Sin gluten

8.- OptiBac Para Bebés y Niños – 2 cepas de Bacterias Buenas + Prebióticos (30 Sobres) Sin gluten

  • Sin gluten, apto para vegetarianos, sin sabor, sin los azúcares, los aromatizantes artificiales y los colorantes que contienen otros suplementos y alimentos para niños con cultivos activos.
  • Ingredientes:
    • 2 cepas probióticas (Lactobacillus Acidophilus, Bifidobacterium Infantis Rosell-33).
    • Fructooligosacáridos (prebióticos y fuente natural de fibra).

⬆️ Volver arriba

➤ Enfermedad celíaca, estudio genómico, ambiental, microbioma y metabolómico

Se está llevando a cabo un estudio longitudinal prospectivo multicéntrico llamado Celiac Disease, Genomic, Environmental, Microbiome and Metabolomic Study (CDGEMM, Enfermedad celíaca, estudio genómico, ambiental, microbioma y metabolómico) en los Estados Unidos, Italia y España.

Su objetivo es aclarar aún más este campo decisivo para la medicina de precisión y la prevención primaria de la celiaquía.

El CDGEMM se enfoca en:

  • Identificar los cambios tempranos en la microbiota intestinal de los bebés genéticamente predispuestos a desarrollar la enfermedad celiaca.
  • Monitorizar los perfiles metatranscriptómicos de la microbiota intestinal a lo largo del tiempo.
  • Correlacionar esos perfiles con otros factores ambientales como:
    • el modo de parto,
    • los patrones de alimentación
    • y la exposición a antibióticos.
  • Caracterizar en profundidad los “metabotipos” (metabolomas derivados de microbios) de estos “bebés en riesgo” para integrarlos con perfiles multiómicos en el marco de la biología de sistemas. El metaboloma es el conjunto completo de las pequeñas moléculas y elementos químicos denominados metabolitos (intermediarios metabólicos, hormonas y metabolitos secundarios) que se pueden encontrar en una muestra biológica, tal como un organismo vivo.

➤ REFERENCIAS

  1. Francavilla R, Cristofori F, Vacca M, Barone M, De Angelis M (marzo de 2020). Advances in understanding the potential therapeutic applications of gut microbiota and probiotic mediated therapies in celiac disease [Avances en la comprensión de las posibles aplicaciones terapéuticas de la microbiota intestinal y las terapias mediadas por probióticos en la enfermedad celíaca.]. Expert Rev Gastroenterol Hepatol 27:1-11. PMID 32216476. doi: 10.1080/17474124.2020.1745630.
  2. Valitutti F, Cucchiara S, Fasano A (octubre de 2019). Celiac Disease and the Microbiome [Enfermedad celíaca y microbioma]. Nutrients. PMC 6835875. PMID 31597349.
  3. Yang Q, Liang Q, Balakrishnan B, Belobrajdic DP, Feng QJ, Zhang W (31 de enero de 2020). Role of Dietary Nutrients in the Modulation of Gut Microbiota: A Narrative Review [Papel de los nutrientes dietéticos en la modulación de la microbiota intestinal: una revisión narrativa]. Nutrients 12(2). pii: E381. PMID 32023943. PMC 7071260. doi: 10.3390/nu12020381.doi: 10.3390/nu11102403.
  4. Yoosuf S, Makharia GK (14 de mayo de 2019). Evolving Therapy for Celiac Disease [Terapia evolutiva para la enfermedad celíaca]. Front Pediatr 7:193. PMID: 31157194. PMIC 6530343. doi: 10.3389/fped.2019.00193.
  5. Cristofori F, Indrio F, Miniello VL, De Angelis M, Francavilla R (23 de noviembre de 2018). Probiotics in Celiac Disease [Probióticos en la enfermedad celíaca]. Nutrients 10(12). pii: E1824. PMID 30477107. PMC 6316269. doi: 10.3390/nu10121824.
  6. Magro F, Gionchetti P, Eliakim R, Ardizzone S, Armuzzi A, Barreiro-de Acosta M, Burisch J, Gecse KB, Hart AL, Hindryckx P (junio de 2017). Journal of Crohn’s and Colitis 11(6):649–670. Third European Evidence-based Consensus on Diagnosis and Management of Ulcerative Colitis. Part 1: Definitions, Diagnosis, Extra-intestinal Manifestations, Pregnancy, Cancer Surveillance, Surgery, and Ileo-anal Pouch Disorders. PMID 28158501. doi: 10.1093/ecco-jcc/jjx008.
  7. Harbord M, Eliakim R, Bettenworth D, Karmiris K, Katsanos K, Kopylov U, Kucharzik T, Molnár T, Raine T, Sebastian S (junio de 2017). Third European Evidence-based Consensus on Diagnosis and Management of Ulcerative Colitis. Part 2: Current Management. Journal of Crohn’s and Colitis, Volume 11(7):769–784. PMID 28513805. doi: 10.1093/ecco-jcc/jjx009.
  8. Profesor Claudio de Simone. Carta del Inventor del VSL#3.

Última actualización el 2020-09-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados