Saltar al contenido
Sin Gluten Salud

Gluten inhalado: también te puede afectar

Gluten inhalado respirado daña celiacos sensibles al gluten

Si eres celíaco o sensible al gluten, no solo tienes que evitar comer gluten. También te podría afectar respirarlo. No necesitas ser hipersensible para que esto ocurra. Te explicamos el por qué.

Gluten inhalado: evidencias médicas

Evidencias preliminares en la literatura científica demuestran que inhalar el gluten presente en el aire puede afectar a los celíacos, y mantener activa, o reactivar, la respuesta autoinmune causante del daño al intestino y otros órganos. Asimismo, existen numerosos testimonios de personas en foros de habla inglesa en este sentido.

No obstante, a fecha de 2019 no se ha realizado ningún estudio de investigación, que son la base para estandarizar las recomendaciones clínicas. Las evidencias se basan únicamente en casos documentados.

Enfermedad celíaca refractaria por gluten inhalado: casos documentados en 2007

Un artículo médico publicado en el New England Journal of Medicine en 2007 documenta el caso de dos agricultores diagnosticados con enfermedad celíaca que no respondían a la dieta sin gluten. Es decir, tenían enfermedad celíaca refractaria. Se trata de una complicación muy grave, que puede derivar en linfoma intestinal (Kasim y col., 2007).

Ambos pasaban tiempo a diario en un espacio cerrado, alimentando a su ganado con pienso que contenía trigo (11%) y cebada (30%). Según los datos del fabricante, el 94% del producto permanecía compactado y liberaba el 6% en forma de polvo.

Los investigadores estimaron que los pacientes estaban expuestos potencialmente cada día a más de 150 g de partículas de polvo que contenían gluten, que inhalaban e ingerían. Dicha cifra representa 15.000 veces la cantidad de gluten considerada como “límite de tolerancia” en los celíacos (10 mg de gluten).

Se les aconsejó utilizar mascarillas faciales para evitar o minimizar la inhalación del polvo con gluten. Como consecuencia de su empleo, las biopsias intestinales de uno de los pacientes prácticamente se normalizaron. El otro tuvo una recuperación intestinal leve, pero una gran mejoría de los síntomas.

Conclusiones del estudio

Los científicos concluyeron que estos casos demuestran la necesidad de aumentar la conciencia sobre las fuentes ocultas de gluten, tanto inhaladas como ingeridas. Parte del polvo con gluten que respiras acaba accediendo a la boca, es tragado y llega al intestino (Kasim y col., 2007), (National Celiac Association).

Asimismo, los científicos alertaron sobre los posibles riesgos de los piensos para mascotas. Tanto piensos de perros, como de gatos, peces, tortugas, etc. tienen habitualmente en su composición cereales con gluten.

¿Qué significa todo esto para los celíacos y los sensibles al gluten?

Estos estudios demuestran que respirar aire con gluten puede afectarte. No necesitas tener una sensibilidad extrema para que esto ocurra. Va a depender de la concentración y tiempo de exposción (The University of Chicago Celiac Disease Center).

No obstante, como apuntábamos al principio, no hay pautas establecidas, debido a la falta de estudios. Es un terreno todavía inexplorado.

Recuerda que la enfermedad celíaca no es una alergia ni tampoco una mera enfermedad digestiva. Es una enfermedad sistémica autoinmune que siempre daña el intestino y además, puede atacar a cualquier órgano o tejido corporal. Una enfermedad celiaca no controlada te expone al riesgo de desarrollar múltiples complicaciones, algunas de ellas muy graves.

¿Qué medidas puedes tomar para evitar respirar gluten?

Para evitar el gluten en el aire, necesitas identificar las situaciones de riesgo. Aquí hay algunas sugerencias básicas, extraídas de este artículo (en inglés) Symptoms From Inhaling Airborne Gluten:

  • Nunca uses harina con gluten en tu cocina.
  • No permitas que nadie más emplee harina con gluten en tu cocina.
  • No visites a amigos y familiares en sus cocinas mientras están utilizando harina con gluten.
  • No trabajes con harina con gluten.
  • Sustituye la comida de tus mascotas por piensos certificados libres de gluten, que ahora empiezan a estar disponibles en el mercado. No es suficiente que sea otra persona la que alimente a tus animales o que mantengas el cuenco de comida fuera de casa (por ejemplo en el jardín). ¿Por qué? Porque el polvillo se queda adherido a su hocico, su pelaje… y te podrá contaminar a ti cuando les acaricies, te laman, etc… No solo por inhalación, también por los restos que quedan en tus manos. Estos pueden acabar llegando a tu boca o contaminando tu comida al manipularla.
  • Evita las panaderías y otros lugares que tienen hornos para hacer productos con gluten. Un motivo de preocupación son los supermercados e hipermercados. Prácticamente todos tienen sus propios hornos. No solo debes evitar acercarte a la zona de panadería. ¿Por qué? Porque la harina puede estar presente en el aire de todo el recinto, dependiendo del sistema de ventilación. Tanto este como el tamaño del recinto son factores que pueden influir, como apuntan Kasim y col..
  • Las pizzerías son otro lugar donde puede haber altas concentraciones de harina flotando en el aire. No solo te podrá contaminar respirarla, sino también porque se deposita, pudiendo llegar a tus manos, cubiertos, comida… Para evitarlo, elige pizzerías que solo trabajen productos sin gluten. O bien que tengan dos cocinas independientes, con ambientes completamente aislados entre sí y del comedor.
  • En este artículo (Symptoms From Inhaling Airborne Gluten) se señala que los paneles de yeso, así como las masillas y compuestos listos para usar, pueden contener trigo, algo que nosotros no hemos podido contrastar. Si fuera así, deberías evitar los lugares donde se están cortando e instalando paneles de yeso; si necesitas que te hagan una obra en casa de ese estilo, manténte alejado hasta que el sitio de trabajo se haya limpiado y ventilado por completo.

Seguro que esto te interesa:

REFERENCIAS

Pincha en el menú del pie de página, en REFERENCIAS.